Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Checklist para empacar como un experto

Independientemente de que lo tuyo sea hacer el equipaje con semanas de antelación o tu ritual previo consista en tirar las cosas arrugadas en una maleta, hacer el equipaje de manera apropiada es esencial para estar preparado para cualquier situación que pueda surgir durante tu viaje.

Está bien, todos hemos pasado por ello; llegar por fin a la habitación del hotel después de un largo viaje y darnos cuenta al deshacer el equipaje de que hay algo que nos hemos dejado en casa. Nunca más tendrás que hacer que la ropa interior te dure todo un fin de semana, no con esta lista de comprobación para el equipaje. Te enseñaremos cómo hacer la maleta de forma profesional para cualquier tipo de viaje.

Fin de semana

Con una bolsa pequeña será suficiente, pero no metas las cosas en ella a lo loco. Si vas a viajar en transporte público, mete tus prendas íntimas en su propio compartimento con cremallera (o en una bolsa pequeña), así no tendrás que avergonzarte cuando se vean mientras buscas apresuradamente tu billete. No lleves más de dos pares de zapatos: zapatillas cómodas para caminar y un par más elegante para cenas o ir a bailar. Planifica qué vas a llevar puesto todo el fin de semana de antemano, así no malgastarás espacio con ropa que no utilizarás. Deja que el mantra Si no lo NECESITAS, no lo lleves te guíe cuando hagas la maleta.

Si vas a volar, lo mejor es que te las ingenies para llevar solo equipaje de mano. Ahorrarás dinero y no tendrás que hacer la cola para documentar en el aeropuerto. Asegúrate de comprobar las restricciones de equipaje de mano de la compañía aérea con la que vayas a volar, y lleva todos tus cosméticos y productos de aseo en tamaño mini guardados en una bolsa hermética para pasar por seguridad.

Fin de semana en el campo

Todos necesitamos escaparnos al campo de vez en cuando; dicen que el aire fresco sienta bien. Pero, para hacer una pausa de la agitada vida cotidiana, necesitamos también unos consejos prácticos para el equipaje. Las botas de senderismo o de agua (o, por lo menos, tennis deportivos) son esenciales. Necesitarás un calzado resistente e impermeable para subir a las cimas de las montañas si quieres tener las mejores vistas para tu Instagram.

Haz sitio en tu equipaje para un par (o dos pares) de vaqueros oscuros, serán tu mejor aliado contra todo el barro que te vas a encontrar. Una sudadera o chamarra que abrigue serán tus mejores amigos cuando llegue la noche, la cual es mejor pasarla acurrucándote junto a una chimenea o sentándote a la una hoguera con tus amigos. Para tus aventuras diurnas, mete en una mochila pequeña un impermeable ligero, gafas de sol y muchas botellas de agua, y cómprate un cargador portátil para tener tu móvil bien alimentado en caso de que te pierdas o te encuentres con la fotografía perfecta.

Viaje de dos semanas al caribe

Deja de lado esas sudaderas, ¡te vas a uno de los lugares más soleados de la tierra! En realidad, dicho esto, asegúrate de llevar al menos un jersey largo; aunque allí haga calor todas las noches y no llueva, cuando aterrices de vuelta en casa, ni tu camiseta ni tus chanclas podrán evitar el trauma que te llevarás. Además, los mosquitos se lo pasarán en grande si no te tapas al anochecer.

Este viaje de dos semanas se concentra alrededor del sol. Mar Caribe, arena y sol se traducen al idioma del equipaje como traje de baño, pantalones cortos, gafas de sol y protector solar. Lleva varios modelos de traje de baño para estar siempre espectacular (y para evitar marcas raras de bronceado) y crema solar de protección 30 para no quemarte. Aquí estarás todo el día en camiseta, pantalones cortos, minifalda y chanclas, y eso si te calzas siquiera. Ponte ropa suelta, o al mediodía comprenderás el significado de la palabra «pegajoso» y, si alguna vez has sentido la tentación de lucir un sombrero de paja, este es el lugar apropiado. Una bolsa de playa, una toalla y un buen libro te bastarán para pasar días perfectos de descanso en la costa, aunque recuerda que no hace falta que te lleves tu toalla si te vas a alojar en un hotel de lujo.

Año sabático en Asia

Para pasarte hasta 12 meses saltando de país en país en uno de los destinos más populares para los años sabáticos, el único equipaje lógico es una mochila. Gástate dinero en una buena mochila con tirantes acolchados (me lo agradecerás después) y planifica con antelación el equipaje. Como vas a tener que llevar todas tus cosas a tu espalda, céntrate en lo básico y escoge bien la ropa que llevarás. Además, habrá cosas de imitación y mercadillos en todas las ciudades, y tienes que tener sitio libre para todo lo que compres.

No olvides llevar una segunda bolsa para usar durante el día y guardar tus cosas valiosas en ella. Una mochila más pequeña, con un bolsillo interior con cremallera, mantendrá alejadas las manos ajenas de tu pasaporte y billetes de viaje. Sobre el tema de seguridad, los candados y bridas son muy útiles para evitar que abran tu equipaje cuando viajes en transportes públicos baratos.

Como nota práctica, el rollo de papel higiénico, el gel de manos o toallitas antibacterianas, y un buen surtido de medicamentos para regular las funciones corporales son tan esenciales como las gafas de sol y el protector solar. No necesito explicar los motivos.

Año estudiando en el extranjero

Parte de hacer el equipaje como un experto implica predecir qué necesitarás y estar preparado prácticamente para todo. Cuando piensas en que vas a pasarte todo un año en el extranjero, lo normal es llenar la maleta de ropa, pero, aquellos de nosotros que tenemos bastante experiencia en el arte del equipaje sabemos que, para casi todos los viajes, incluso los más largos, menos es definitivamente más. Lleva ropa para cada estación, pero deja sitio para ir comprando ropa cuando estés lejos. A menos que te vayas a ir al Himalaya, tu nuevo hogar tendrá tiendas, así que no necesitarás llevar todas tus camisetas.

No olvides meter en el equipaje un par de cosas de casa para que te ayuden a sentirte cómodo, como tus propias sábanas o algunas fotos y así evitar el Homesickness.

Como vas a llevar una buena cantidad de equipaje, necesitarás una maleta grande y resistente, con ruedas para moverla por los distintos aeropuertos y países, y proteger tus posesiones valiosas. Esta no es la ocasión para una mochila.

Extra: Vuelo de larga distancia

Todo el mundo sabe que un libro apasionante, unas revistas, una bolsa llena de cosas para picar y un iPhone lleno con las últimas canciones de éxito son cosas imprescindibles en un vuelo (no olvides descargar tus listas favoritas de Spotify para tener acceso sin conexión). Pero, cuando te enfrentas a once horas en un avión de largo recorrido, hay todavía más cosas que tener en cuenta.

Enchúfate unosauriculares de cancelación de ruido. Harán que disfrutes de un vuelo apacible sin tener que oír los llantos de los bebés o los ronquidos de tu compañero de asiento, y así no molestarás a los demás con tu música. Lleva una almohada para el cuello para poder dormir unas horas cuando acabes de asaltar el sistema de entretenimiento de abordo. Lleva también una máscara para los ojos si es un vuelo de día. Además de tus objetos de valor, mete en tu equipaje de mano un par de prendas de repuesto (y ropa interior). Si tu equipaje principal se pierde, podrás sobrevivir durante unos días.

¡Ya estas listo para tu viaje!

Estudia en el cualquier parte del mundoAprende Más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes

10 razones para amar Oxford
10 razones para amar Singapur