Historias de nuestros colegios privados en el extranjero

¿Cómo hablar con tus padres sobre ir a estudiar en el extranjero?

Viajar al extranjero es una forma increíble de aprender más sobre el mundo. Puede ser especialmente beneficioso mientras los estudiantes son jóvenes e impresionables, ya que construyen sus raíces dentro de un entorno completamente multicultural. Sin embargo, algunos padres tienen dificultades para imaginarse a su hijo viajando y viviendo tan lejos por su cuenta. Para los estudiantes que sienten que este es su próximo paso, puede llevar algún tiempo el convencer y demostrarles a sus padres de que están listos para esta oportunidad. Si ese eres tú, aquí hay algunos pasos importantes que te recomendamos tomar al tratar de convencer a tus padres de que te envíen al extranjero.

Haz tu investigación previa

Pedirles permiso a tus padres para estudiar fuera de casa puede ser más difícil de lo que parece. No será tan simple como pedir dinero en efectivo para ir al cine o pedir prestado el coche por la noche. Así que prepárate para la plática. Es importante hacer tu investigación. No solo estarás mejor preparado para la discusión, sino que también demostrarás a tus padres que tan serio y decidido estas de estudiar en el extranjero y qué tan listo estas para ello.

Garantízales tu seguridad

La seguridad es la primera preocupación que pueden tener tus padres cuando piensan en enviarte a un lugar donde no estarán presentes. Esto va de la mano con la investigación que tendrás que hacer antes de hablar con su familia. Investiga cuáles son las políticas de seguridad y protección de la escuela a la que quieres ir.

Explica los beneficios que implica esta decisión

Estudiar en el extranjero tiene muchos beneficios, incluida la oportunidad de aprender sobre nuevas culturas y hacer amistades duraderas. Tómate el tiempo para describir todas las formas en que estudiar en el extranjero la preparatoria o secundaria podría darte una gran ventaja a futuro. A veces, todo lo que un padre necesita de su hijo es la seguridad de que estas al tanto de la importancia de lo que estás haciendo. Si dejas en claro que comprendes los beneficios de una oportunidad como esta, les ayudará a saber que estás listo para tomar la decisión de hacerlo.

Demuestra que tan responsable eres

Una gran preocupación acerca de enviar a un adolescente a estudiar al extranjero es si es lo suficientemente responsable como persona para encargarse de cuidarse a sí mismo, más allá de las calificaciones. Esta es una gran prueba de confianza para tus padres y algunos pueden necesitar más detalles al respecto que otros. Necesitarán saber que pueden confiar en ti para tomar buenas decisiones y cuidarte a ti mismo.

Una de las mejores formas de hacerlo es comenzar a asumir más responsabilidades en el hogar. ¿Tu habitación esta normalmente limpia y recogida? Comience a mantener tu espacio limpio. ¿Te olvidas mucho de los exámenes que tienes en la escuela o a veces entregas tarde tus tareas? ¿Qué tal recordar alimentar a tu perro o llevarlo a pasear sin quejarte? Estas son algunas de las responsabilidades que ayudan a demostrarle a tu madurez y que entiendes cuáles son las prioridades más importantes. Si tienes problemas para mantenerte al día con las tareas en casa, puede ser más difícil para tus padres imaginarse que puedas estudiar y vivir en el extranjero sin ellos.

Admite que cualidades personales debes mejorar

Si no te sientes seguro sobre el nivel de responsabilidad que has demostrado en casa hasta este momento, ¡no te preocupes! Esto podría funcionar a tu favor, ya que uno de los beneficios de vivir y estudiar en el extranjero es que muchos estudiantes adquieren madurez y un sentido de responsabilidad consciente en el proceso.

Coméntale esto con tus padres. Admite y platica todas las áreas que sabes que podrías mejorar. Inicia una conversación con tus padres sobre esto y explícales cómo crees que esta experiencia podría ayudarte a crear una versión más fuerte de ti mismo. La mayoría de los padres apreciarían esta honestidad y auto-conciencia, y esto podría ayudarlos a estar más inclinados a apoyarte con la idea de irte al extranjero a estudiar.

Ten paciencia

Comprende que tus padres podrían necesitar algo de tiempo para procesar lo que les estás pidiendo. Si bien puede que no sea un “no” definitivo, tampoco hay ninguna promesa de que obtendrá un sí inmediato. Esta no es una razón para poner mala cara o preocuparse, solo dales un poco de tiempo. Míralo como un ejercicio para comprender una de las mejores enseñanzas de la vida: a veces todo lo que necesitas es tiempo.

Conoce más acerca de nuestros programas Aquí

Comparte este artículo