Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Mochilero vs Intercambio ¿Cómo vas a vivir tu año sabático?

Mochilero vs Intercambio ¿Cómo vas a vivir tu año sabático?

Una de las mejores cosas que puedes hacer con tu tiempo libre es viajar. Abre los ojos a nuevas culturas, te permite conocer gente interesante y ciudades y paisajes magníficos. Además, se aprende mucho sobre uno mismo. Tanto el viaje como mochilero como el curso de idiomas en el extranjero son muy buenas opciones para conocer mundo, pero ¿cómo saber cuál es mejor para ti? Por suerte, estamos aquí para ayudarte. Considera lo siguiente como una lista de pros y contras que te ayudarán a decidir cuál es la mejor opción para un año sabático antes, durante o después de la universidad.

Descubrir nuevos lugares

Irte de mochilero, llevando a tu espalda todo lo imprescindible para tu aventura, te da una gran libertad para conocer sitios. Cuando es tan fácil empacar y cambiar de destino, no hay necesidad de alojarse en el mismo lugar durante mucho tiempo. Es la mejor manera de viajar y vivir aventuras, descubrir nuevas ciudades y, si lo deseas, nuevos países. Nada te ata a ningún lugar, por lo que siempre podrás elegir libremente tu siguiente destino. Si lo que te interesa es visitar tantos lugares como sea posible, el viaje de mochila es, sin duda, tu mejor opción.

En un curso de idiomas en el extranjero tendrás que asistir a clase y alojarte con una familia anfitriona, así que estarás la mayor parte del tiempo en una sola ciudad. A medida que vayas perfeccionando el idioma y conociendo más la ciudad, empezarás a sentirte del lugar. Tendrás una cafetería favorita, amigos con los que salir, y entenderás mejor la cultura. De hecho, te sentirás como en casa en tu nueva ciudad y con tu familia anfitriona, pero eso no implica que no puedas moverte de allí. Puedes hacer excursiones de un día o viajes de fin de semana para salir de la ciudad y conocer otras localidades o paisajes. Si vas a estudiar en Europa, muchos países europeos están a tan solo un par de horas en tren.

Conocer gente nueva

Los mochileros forman parte de una comunidad cordial y acogedora, siempre están dispuestos a compartir historias y consejos sobre los lugares en los que han estado y sus próximos viajes. Como todo el mundo se mueve en distintas direcciones, conocerás gente extraordinaria durante el camino, sobre todo si te alojas en albergues con habitaciones compartidas, y siempre tendrás a alguien con quien salir a cenar, hacer senderismo, visitar lugares o surfear.

Cuando estudias en el extranjero, tus compañeros de clase se convertirán en tu segunda familia. Nada une más a la gente que vivir lejos de casa, enfrentándose a los retos de vivir en una nueva ciudad y aprender un nuevo idioma. Al contrario que los mochileros, las amistades que harás durante tus estudios en el extranjero se convertirán en amistades duraderas. Y no solo nos referimos a los compañeros de clase: al pasar mucho tiempo en un solo lugar, podrás hacer amistad con gente local que te enseñará las joyas ocultas de la ciudad y te ayudará a ampliar tu red de contactos internacional. En general, si te interesa tener una relación más estrecha con tus compañeros de clase y la gente local, estudiar en el extranjero es la mejor opción para ti.

Adquirir habilidades prácticas

Tanto como mochilero como estudiando en el extranjero, adquirirás destrezas prácticas que te serán muy útiles en la vida. En los dos casos, te sumergirás en un entorno estimulante en el que tendrás que aprender rápidamente a comunicarte con otras personas, defenderte en una nueva cultura y aprender a vivir por tu cuenta en el extranjero. Tú tendrás el control, y te volverás mucho más independiente. Tendrás que ocuparte de gestionar tu tiempo, tu transporte, tus estudios y tu vida social, por lo que volverás a casa con mucha más seguridad con respecto a tus habilidades. La ventaja adicional de hacer un curso en el extranjero es que aprenderás a comunicarte en otro idioma y a conversar con una comunidad totalmente distinta de personas en su idioma nativo, algo que impresionará a futuros empleadores o responsables de admisión universitaria.

No obstante, aparte de la mejora de las perspectivas laborales, lo más importante a la hora de decidir dónde pasar un año sabático es lo que realmente se espera de un viaje al extranjero. ¿Quieres hacer muchas cosas distintas, ver muchas ciudades y conocer a mucha gente? ¿Prefieres aprender un nuevo idioma, hacer amistades duraderas y llegar a conocer bien una ciudad y practicar el idioma con la gente local? Decidas lo que decidas, vas a viajar y, como mencioné al principio, es una de las mejores cosas que puedes hacer con el tiempo que pases en la Tierra.

¿Estás listo para tu año sabático?Conoce nuestros cursos

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Vida Estudiantil