Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

8 razones para visitar Seúl

8 razones para visitar Seúl

Seúl está en la cresta de la ola de la creatividad. De la moda a la comida, la arquitectura al arte, la ciudad se ha convertido en un paraíso creativo para aquellos que buscan dejar su huella. Está repleta de gente que marca tendencia y que ha ayudado a crear una ciudad preparada para el futuro y que sigue respetando su singular pasado. Los templos y los rascacielos se mezclan en toda la ciudad, y sus aclamados chefs fusionan los platos de antaño con nuevas y deliciosas tendencias de la gastronomía de Corea del Sur. Es una ciudad concebida para los curiosos, para aquellos que no pueden quedarse quietos, y si todavía tienes dudas, aquí tienes ocho razones por las que Seúl debería ser tu próximo destino turístico.

1. Vístete para impresionar

Seúl ha resurgido como una de las ciudades del mundo más a la vanguardia en la moda. Su Fashion Week, que exhibe lo último en estilo urbano del vivero de diseñadores de la ciudad, se ha convertido en un evento imprescindible para los aficionados del sector. Este influyente acontecimiento se celebra dos veces al año, en marzo y en octubre, y es el evento principal en el que los diseñadores surcoreanos emergentes y ya consagrados presentan sus diseños urbanos a los observadores de la moda.

2. Descubre el auténtico Gangnam

Puede que el mundo solo haya prestado atención a Gangnam gracias al éxito de la canción K-pop de Psy, pero este moderno barrio lleva mucho tiempo a la vanguardia de la eclosión de Seúl como creador de tendencias internacionales. Si Seúl es la capital de Asia de lo moderno, Gangnam es su núcleo creativo. Se ha convertido en el epicentro de la cultura pop y empresarial coreanas, y el distrito sigue inundándose de empresas internacionales. Gangnam ocupa también el primer puesto en la vida nocturna de Seúl. Allí acuden los residentes a relajarse después del trabajo en los muchos bares que llenan sus calles iluminadas con luces de neón. Durante el día, hay infinidad de opciones con las que ocupar el tiempo, como, por ejemplo, ir de compras a las boutiques coreanas, Lotte World y el templo budista de Bongeun-sa.

3. La aventura llama

La capital de Corea del Sur tiene una población de unos 10 millones de personas, pero no es complicado escaparse de las multitudes y disfrutar de un gran número de actividades al aire libre. Si quieres añadir una buena dosis de aventura a tu viaje, vete al Parque Nacional de Bukhansen, que está a tan solo 45 minutos en metro del centro de Seúl. Allí encontrarás rutas de senderismo para todos los niveles, como la ruta Bukhansanseong, que conduce a los caminantes a la cima de la montaña más alta de Corea del Sur, Baegundae También hay varios espacios verdes idílicos desperdigados por la ciudad, incluido el Bosque de Seúl, en el que podrás hacer la fotografía perfecta del florecimiento primaveral de los cerezos. Las actividades al aire libre y las bellezas naturales de la ciudad, hacen de Seúl un lugar perfecto para pasar el pasar el verano.

4. Come

Aunque la música y las series de televisión nacionales han llegado hace poco al paisaje de la cultura pop internacional, la gastronomía coreana es desde hace mucho tiempo una de las favoritas de los gourmets. Y aunque hay koreantowns en todos los rincones del mundo, el mejor lugar para probar el sabor auténtico de Corea del Sur, son las calles de Seúl. A los coreanos no les gusta la comida aburrida y, aquí en Seúl, podrás comer los mejores platos de bulgogi, bibimbap y galbi.

5. Retrocede en el tiempo

Puede que el perfil urbano de Seúl, siempre en crecimiento, puede señalar a una ciudad que mira hacia el futuro, pero la ciudad está inundada de joyas culturales que destacan su fascinante pasado. Retrocede en el tiempo visitando los Cinco Grandes Palacios situados en Jongno y Jung-gu, incluido el Palacio Gyeongbokgung del siglo XIV y el Palacio Changdeokgung, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En otros lugares también encontrarás templos budistas perfectamente conservados, como los famosos Jogyesa y Bongeunsa.

6. Encuéntrate con el futuro

La búsqueda constante de innovación en Seúl ha hecho que la ciudad se convierta en un paraíso de la tecnología. Cuenta con la velocidad de conexión a internet más rápida del mundo, una gigantesca Digital Media City, y algunas de las empresas más grandes del sector tecnológico, incluido Samsung. No importa de dónde procedas, pronto te darás cuenta de que los seulenses ya están viviendo en el futuro. Desde los teléfonos móviles de pantalla táctil hasta las tabletas, los trabajadores de Seúl no se limitan a adoptar la nueva tecnología, la crean.

7. Debes saber

Seúl tiene un mantra de «trabajar duro, divertirse mucho» que puede desafiar a cualquier ciudad del planeta. Cuando los locales fichan a la salida del trabajo, se dirigen a lugares como Gangnam, Hongdae e Itaewon para disfrutar de una botella – o cuatro – de soju, una bebida surcoreana hecha con arroz. Ningún viaje a Seúl está completo sin una visita a un noraebang (que significa sala de canciones). Estos establecimientos de karaoke, siempre populares, son un pilar de la cultura coreana desde hace décadas y los hay por toda la ciudad de Seúl. Cuando te sientas preparado para liberar tu estrella del rock/pop interior, no tienes más que buscar un micrófono de neón en la ventana.

8. Ve más allá de la capital

Seúl es la base perfecta para explorar todo lo que Corea del Sur tiene para ofrecer. Se tarda solo una hora en avión en llegar a la ciudad de Busan, el Miami de Corea del Sur, y a la isla de Jeju, que es famosa por sus playas soleadas y paisajes volcánicos. También hay excelentes conexiones de transporte con la famosa fortaleza de Hwaseong (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Suwon), el Pocheon Art Valley (un idílico complejo de parques) y el templo de la montaña Mangswolsa (un antiguo templo budista de la Fortaleza de Namhansanseong).

Aprende coreano estudiando en SeúlConoce más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes