Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 Razones para amar, amar, amar Sídney

10 Razones para amar, amar, amar Sídney

Ahhh Sídney, nosotros realmente te amamos. Eres tan hermosa, variada, soleada y deliciosa. Nos das mucho para escalar, cultura que experimentar y slang australiano que aprender (aquí hay una guía rápida). Pero, ¿Sídney vale realmente la pena? En una palabra: absolutamente. Tanto locales como expatriados y visitantes concuerdan. Aquí te dejamos diez razones para amar la joya más preciada de Australia.

1. La bahía

Es imposible no impresionarse con la bahía de Sídney. Así como los canguros son a Australia, la bahía es a Sídney, imposibles de separar. Elige tu aventura: explora a pie, abordo de un ferry o visitando islas. (bonus: hay islas en la bahía de Sídney: Fort Denison, Shark, Clark, Rodd, Goat y Cockatoo). Míralas desde lo alto del Puente de la Bahía (Harbour Bridge) o mientras surfeas o practicas el surf de remo a lo largo de su costa de más de 240 kilómetros.

2. Playas

Sí, hay tantos kilómetros de costa que hacen de Sídney el hogar de docenas de playas para todos los gustos, para los que les gustan las aguas tranquilas, ensenadas dignas de fotografías, impactantes albercas de mar (como la de la foto de arriba del Club Bondi Icebergs), o simplemente un buen lugar para hacer surf. Hay caminatas costeras de playa a playa, senderos naturales (incluyendo el sendero bajo el agua en la bahía Gordon) y la cultura del surf en las playas Curl Curl, Narrabeen y Newport, entre otras. ¿Una razón más para amar las playas de Sídney? Hacen de tu vida más fácil con parrillas eléctricas, cambiadores, kioscos, áreas de juego y baños públicos.

3. Comida

Cuando están en el extranjero, a los autralianos les gusta hablar de comida como a cualquier otro. Pero cuando la conversación es sobre la comiga tradicional del país no esperes obtener una respuesta detallada. Esto es por que – después de años de migración – la cocina internacional es la norma en Australia. En Sídney, encontrarás deliciosa y auténtica cocina Asiática, Latina, Europea e incluso Africana. Prueba algunos de los platillos asiáticos más delicioss en Chinatown, Thaitown y Koreatown en el centro de la ciudad. ¿Aún tienes hambre? Dirígete al vecindario de Marrickville por una probada Griega, Viernamita y Portuguesa, o ve por una porción Turca y Libanesa en Granville, Kakemba y Auburn. Oh, y si tienes antojo de algo Italiano puedes ir a Lwichhardt. Y esto es sólo un apreitivo de una larga y deliciosa fiesta gastronómica.

4. Senderismo y excursionismo

Con tanta costa, la mejor manera de ver Sídney es a pie. Comienza con el Hermitage Foreshore Track con un trayecto de 1.8 kilómetros, relájate con un paseo por Bradleys Head o recorriendo la costa de Bondi. Después, aumenta el kilometraje con la caminata de Harbour Bridge a South Head, un sendero dentro de la ciudad que llega a la entrada de la bahía. Muchas compañías turísticas ofrecen recorridos a lo largo de la costa, o puedes hacerlo por tu parte junto con la mejor compañía y un delicioso picnic.

5. Acento Australiano

El Inglés australiano se mantiene popular por su acento único, estilo relajado y una jerga bastante creativa. En Sydney, no puedes olvidar tu bathers (traje de baño, también llamado swimmers, togs o cozzie) o untar heaps of avo (mucho aguacate) en tu pan. Los términos australianos también se extienden a la cultura del café, donde necesitarás decidir si prefieres un flat white, short black o un long black… De nuevo, aquí está una guía rápida para antes de tu viaje.

6. El Ferry a Manly

Si buscas algo cercano, súbete a un ferry hacia Manly, una de las playas preferidas de los australianos para olvidarse de la ciudad. El viaje de 15 minutos en ferry mientras la embarcación avanza sobre el agua es la parte favorita de muchos. Una vez en Manly, prueba el pescado con papas y aparta un lugar en la playa para una comida al aire libre, o puedes buscar algún restaurante o cafe en la península.

7. Parques Nacionales

Sídney está rodeada de pinturescos parques nacionales. Visita el famoso Blue Mountains al oeste de la ciudad, el Ku-ring-gai Chase National Park al norte o el Royal National Park al sur. Entre ellos, hay docenas de lugares para hacer caminata así como arroyos, desfiladeros, vistas al océano, manglares y acantilados. Si te gusta la naturaleza con una dosis de aventura intenta hacer rapel, kayak, canotaje, ciclismo de montaña e incluso cabalgar.

8. Avistamiento de ballenas

Así es, leíste bien. Echa un vistazo a las ballenas jorobadas durante su migración desde los mejores puntos de Sydney. La temporada oficial va de mayo a noviembre, pero tus oportunidades aumentan en el solsticio de invierno a finales de Junio, principios de Julio. Prueba tu suerte en el mirador de North Head, Hornby Lighthouse cerca de la Bahía Watsons Bay, South Head, Shark Island, y el mirador Arabanoo del Parque Nacional Sydney Harbour. Llega de madrugada para evitar deslumbrarte con el sol, prepárate con un rompevientos, bloqueador, sombrero o gorra (incluso en invierno) y binoculares.

9. Cultura

Todos saben de la alegre figura de la Ópera de Sídney, un lugar clásico para un shot de cultura. Pero no es todo lo que Sídney tiene que ofrecer. En enero, la ciudad es tomada por el Festival de Sídney y sus museos, galerías, parques, plazas, restaurantes y otros lugares abren sus puertas a tres semanas de teatro, cabaret, comedia, eventos gratuitos, talleres, circos y baile. El resto del año, la Galería de Arte NSW, el State Theatre y un puñado de artistas independientes continúan alimentanto la mquinaria de la cultura.

10. El clima

El clima de Sídney es tan agradable como su comida, senderos, vistas – y todo de lo que hemos hablado – así que hablando sobre la mejor temporada para visitar Sídney, con 300 días de sol al año, tienes mucho para elegir. Para los que les gustan las estadísticas: en verano puedes esperar entre 19º – 26º; Otoño entre 15º – 22º; primavera 11º – 23º y en invierno 9º – 17º. Clamaremente, el invierno en Sídney no es tan congelador al que los visitantes del hemisferio norte están acostumbrados.

Viaja a Australia con EFAprende Más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes