Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

La verdadera historia del fútbol inglés

La

En Inglaterra el fútbol es una fuente de identidad nacional, un reflejo de nuestro país y su posición en el mundo, y un tema constante de discusión, desilusión e histeria general para mí y mis compatriotas.

Como tu informante británico —o confidente de fútbol, si prefieres llamarme así— creo que es hora de revelar la verdad detrás de nuestro deporte nacional. Conoce todas las curiosidades del fútbol inglés:

Un poco de historia

Este hermoso juego se originó hace mucho tiempo en Inglaterra. Existen evidencias de la primera imagen tallada de un partido cerca del Bristol medieval, y el primer par de tacos que se haya documentado los usó Enrique VIII (¿recuerdas a ese rey gordo con 6 esposas?), quien pidió un par para su guardarropa en 1526.

En sus orígenes, era un deporte un poco más violento de lo que es actualmente (hay una cantidad preocupante de registros de brazos y piernas rotos), pero en las últimas décadas, el fútbol ha evolucionado considerablemente desde sus raíces crudas y violentas hasta convertirse en un juego rápido y técnico, con una nueva generación de jugadores mucho más ágiles y hábiles.

Esta evolución en el terreno de juego refleja los cambios que han tenido lugar en la sociedad inglesa. En los años setenta y ochenta, tanto los aficionados del fútbol como los policías se decantaban por la violencia, lo que era un reflejo de la desindustrialización del país y el aumento del desempleo. Sin embargo, ahora todo es positivo, con estadios de fútbol cómodos y acogedores desde Cambridge hasta Bournemouth.

Entonces, ¿por qué los británicos siguen perdiendo?

En los pubs de todo el país, hay discusiones apasionadas sobre el motivo por el que Inglaterra siempre pierde contra Alemania en penales. La conclusión suele ser esta: Desde que se estableció la Premier League en 1992, las televisoras han ganado miles de millones con los derechos de transmisión. Los beneficios no se repartieron, y las empresas privadas compraron los clubes que antes estaban en manos locales y trajeron jugadores extranjeros para aumentar el alcance internacional del fútbol inglés. Como consecuencia, se dejó de invertir en el fútbol base y ya no hay talento local. ¿Explica esto en su totalidad por qué se pierde en penales? Puede que no, pero te servirá para entablar una animada conversación en tu siguiente visita al Reino Unido.

“Rivalidades” en el fútbol inglés

Hasta hace muy poco, los ingleses nos engañábamos a nosotros mismos pensando que teníamos grandes rivales, como, Alemania y Brasil. Esto es, por supuesto, motivo de risa, porque esos equipos (y odio admitirlo) están a un nivel totalmente distinto y probablemente no tengan la menor idea de alguna «rivalidad». La única rivalidad que tenemos de verdad es con Escocia, el «Auld Enemy», y los encuentros entre las dos selecciones son los más antiguos de la historia de este deporte.

El fútbol ES la cultura inglesa

Puede que ya no exista la llamada «Generación Dorada», formada por jugadores como Michael Owen, Steven Gerrard y nuestro salvador, el Sr. Beckham, pero en los campos lodosos de las escuelas, el fútbol seguirá siendo un ritual semanal para jóvenes y padres británicos de todo el país. Nuestra motivación son los juegos de la Copa FA (The Football Association Challenge Cup), donde los equipos más modestos de la liga luchan por alcanzar la gloria frente al Chelsea, el Arsenal y el Manchester United; y jugadores desconocidos —a veces deportistas a tiempo parcial— tienen la oportunidad de marcar un gol que escriba sus nombres en los anales de la historia futbolística inglesa.

Siempre habrá algo mágico en esas frías noches de otoño, a mediados de octubre, comiendo de pie pastel de carne y cebolla, y viendo cómo el Oxford o el Cambridge United son derrotados 3-0 por un magnífico Brighton bajo la luz de los reflectores.

Asiste a un partido de tu equipo favorito y aprende inglésConoce más