The World Leader in
International Education

Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 razones por las que es mejor estudiar un idioma en el extranjero que en casa

Una cosa es aprender en tu país la teoría de un idioma y estudiar su vocabulario en un libro de texto, y otra muy distinta es irse a estudiar un idioma en el extranjero. Y, aunque los dos métodos pueden ayudar mucho a mejorar los conocimientos lingüísticos; está comprobado que solo uno de ellos acelera el aprendizaje de idiomas (una pista: no es estudiar en nuestro país). Estas son las diez razones por las que pensamos que es mejor estudiar un idioma en el extranjero.

Te sumerges totalmente en el idioma

Es imposible evitar el idioma que se está intentando aprender. Hablarás con tu familia anfitriona, verás series y programas de la televisión local; pedirás comida en restaurantes e incluso leerás los carteles de publicidad que hay por la ciudad. Todas las interacciones que tengas con la cultura local añadirán nuevas palabras a tu vocabulario y aumentarán tu comprensión del idioma.

Tu madre estará contenta

Podrás pasar un tiempo viviendo en el extranjero con tus amigos y tus padres pensarán que es una idea genial. ¡Todos ganan! Estudiar un idioma en el extranjero es una experiencia única; desarrollarás tu confianza y tu independencia y te convertirás en una persona experta en culturas. Tu madre sabe que pasarás un tiempo inolvidable y que también adquirirás conocimientos lingüísticos y habilidades esenciales en la vida que te ayudarán a alcanzar todo tu potencial, tanto personal como profesionalmente.

Tendrás que usar tus nuevos conocimientos a diario

La práctica hace la perfección. Y, cuando se vive en el extranjero, no queda más remedio que poner en práctica los nuevos conocimientos lingüísticos todos los días. Pero esto es lo mejor: no se siente como práctica. Cuando todos los que te rodean hablan en su idioma nativo; te involucras y te pones al día en poco tiempo. Preguntar por direcciones, ver una película en el cine, consular el informe del clima: todo ello es una práctica diaria del idioma que no supone ningún esfuerzo.

Al estudiar un idioma en el extranjero harás muchos amigos

Porque nada implica más «amistades de por vida» que conocer a otras personas que acaban de irse a kilómetros de distancia de sus países y que también necesitan encontrar amigos con los que pasar el rato. Al tener compañeros de clase de otros países, podrás aprender y pasarlo bien con un grupo de gente diverso e interesante, y todos tendrán al menos algo en común: ¡su nuevo idioma! Además, no te olvides de relacionarte con los locales: estudiar un idioma en el extranjero es una de las mejores maneras de afinar el oído, consolidar los conocimientos del idioma y adquirir una perspectiva privilegiada de su cultura.

Lo importante es la «experiencia de vida»

No solo vas a aprender un idioma, también aprenderás a sobrevivir en una cultura completamente nueva. Vayas donde vayas, la vida local será totalmente distinta de la vida en tu país. Saludar a la gente, ir a la tienda, hacer amigos o viajar en autobús: vivir en el extranjero es emocionante y estimulante. Una vez que superes esos desafíos cotidianos, serás capaz de manejar cualquier cosa que se te ponga por delante.

Quedará genial en tu currículum

En primer lugar, si sabes un segundo idioma quedarás muy bien ante futuros empleadores o juntas de admisión universitaria: eso muestra tu habilidad para centrarte y aplicarte en tus estudios, y que tienes un cerebro impresionante capaz de aprender un idioma. Pero, si a ello le sumas que has afrontado nuevos retos y te has adaptadoa a la perfección viviendo en el extranjero, ¡ya tienes el paquete completo!

Solo piensa en TODO el viaje

Estudiar un idioma en el extranjero puede ser (casi) como unas buenas vacaciones. Vale, tienes que ir a clase y estudiar, pero también puedes pasar tiempo con tus nuevos amigos conociendo una nueva ciudad. De hecho, tienes todo un nuevo país a tus pies que está esperando ser descubierto.

Aprenderás coloquialismos y frases realmente útiles

Los libros de texto y las clases no te van a enseñar el lenguaje de la calle ni te van a enseñar a evitar hacer el ridículo en frente de tus amigos. La mejor manera de convertirse en un experto social en otro idioma es vivirlo.

Es una oportunidad para encontrar nuevas aficiones

Escoge un destino en el extranjero que tenga un entorno diferente al de tu ciudad de origen, y aprovecha cualquier oportunidad que surja para hacer cosas nuevas. Si siempre te ha apetecido aprender buceo, vete a Malta, o haz un curso en San Diego si quieres aprender a hacer surf en tu tiempo libre. Es posible que descubras tu pasión por el senderismo cuando recorras los bosques que hay a las afueras de Vancouver, o que te aficiones para toda la vida al snowboard después de pasar un invierno en Tokio y conocer sus estaciones de esquí.

Descubrirás nuevas comidas

Porque la comida es siempre, por supuesto, una parte importante de cualquier decisión. Todos los países tienen culturas y gastronomías propias, y cada lugar tiene sus propios platos regionales característicos. Imagina cuántos tipos de arroz encontrarás en Shanghái, o cuánto queso podrías comer en un semestre en París

Ya no hay más pretextos, estudia un idioma en el extranjeroMás información

Share this post

Latest post from Idiomas