The World Leader in
International Education

Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Perth debería estar en tu bucketlist. Aquí está el por qué

Más cerca de Bali que de Sídney, Perth es la cuarta ciudad más grande de Australia y una de las mejores para vivir. Con kilómetros de playas interminables, hermosos parques, un transporte público eficiente y una panorama gastronómico absolutamente delicioso, la capital de la costa oeste está acelerando sus motores respetuosos con el medio ambiente para competir con la glamurosa Sídney y la artística Melbourne por la posición número uno como destino preferido en Australia para estudiantes, expatriados y viajeros. Pero ¿por qué considerar Perth por encima de otras capitales australianas? Vamos a enumerar las razones…

Calidad de vida

Es una ciudad cómoda para los peatones, tiene una rica cultura cafetera y está orientada a un crecimiento urbano sostenible; Perth es como una ciudad pequeña con forma de gran ciudad. Clasificada en el 2017 como la séptima ciudad más habitable del mundo por la Economist Intelligence Unit, los 2 millones de habitantes de la ciudad y su personalidad despreocupada son un soplo de aire fresco para los visitantes procedentes de ciudades australianas más densamente pobladas.

Buen clima, espectaculares espacios al aire libre

Si estás pensando en irte a vivir o visitar Australia, lo más probable que es que vayas en busca del sol. ¿Verdad? Pues bien, en Perth lo vas a encontrar. Como la ciudad más soleada de Australia, Perth goza un promedio de 8,8 horas diarias de sol y una temperatura de 30-33ºC. Por supuesto, el estilo de vida es acorde con el clima. Todas las noches, puedes encontrar gente haciendo picnics, ciclistas, paseantes, familias y estudiantes disfrutando de la ciudad en sus numerosos parques y espacios verdes. King’s Park, situado en Mount Eliza y uno de los puntos más altos en Perth -que es en su mayor parte llano- se ha convertido en el núcleo principal de la vida al aire libre.

Muchas cosas para hacer

Comida digna de Instagram servida directamente de la granja a la mesa, cafeterías chic, boutiques de ropa, concurridos mercados al aire libre, bares modernos… Perth tiene un poco de todo para todos los gustos. Te lo garantizamos, es muy difícil aburrirse en esta ciudad. ¿Dos de las atracciones turísticas más importantes que puedes visitar? Vete al zoológico, Perth Mint, o haz un viaje en tren de 30 minutos a Fremantle, una encantadora ciudad portuaria con una rica historia marítima, arquitectura victoriana y una famosa minifábrica de cerveza llamada Little Creatures.

Inglés australiano

Sorprendentemente para un país tan grande, el acento del inglés australiano no varía tanto como el americano o el británico. Así que, al aprender inglés en Perth, disfrutarás de todos los beneficios de vivir en Perth —como, por ejemplo, su estilo de vida saludable y tranquilo olvidandote del ajetreo y el bullicio de la costa oriental— sin que se vea afectado el «tipo» de inglés que escuchas y estudias.

Un reino animal

A solo 90 minutos en ferry desde Barrack Street Jetty, está Rottnest Island. Hogar del quokka, —un adorable marsupial— y, lo más importante, las playas más bellas de Australia según los lugareños. Puedes visitar la isla y pasarte el día paseando, haciendo snorkel, navegando, haciendo kayak, surfeando o sonriendo viendo a los quokkas. Las bicicletas se pueden llevar desde el continente o se pueden alquilar allí.

¿Prefieres ir a nadar con delfines? Puedes borrar eso de tu bucketlist a una hora de Perth en Rockingham, Shoalwater Island Marine Park, Mandurah y en Koombana Bay. ¿Y tiburones ballena? Puedes ver estos animales con sus 16 metros y sus 30 toneladas buceando en el arrecife de Ningaloo.

¿Tienes hambre?

Para los mayores de 18 años, hay que señalar que «Perth» y «vino» son sinónimos. Margaret River es el lugar favorito de la Costa Oeste para desenfrenarse. Con más de 100 bodegas boutique, además de cervecerías artesanales, sidrerías, destilerías, queseros, baristas, chocolateros, y conserveros. ¡Es mejor llegar con hambre! Además de disfrutar de esas delicias, vale la pena hacer este viaje de tres horas por su maravillosa costa; sus magníficas playas para hacer surf, los avistamientos de ballenas, el paddle board y la escalada en roca.

Sabemos que, aunque la costa este de Australia está salpicada de arriba a abajo con ciudades, la costa occidental está mucho más apartada de todo. Pero con tanto para ver y hacer, creemos que eso no tiene por qué ser algo malo.

Considera esto como una invitación para conocer el oeste de Australia, ¡no te arrepentirás!

 

Descubre cómo es vivir en PerthEstudia en el extranjero

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes