Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First

Experiencia EF: Loles habla de los viajes de su hija

Loles Carrogio es la mamá de Isabel Tor, una estudiante que viaja por quinto año consecutivo en nuestros campamentos de verano.

¿Qué edad tiene Isabel? ¿Con qué edad empezó a viajar?

Actualmente tiene 17 años. La primera vez que realizó un curso en el extranjero tenía 13 años.

¿A qué destinos ha viajado Isabel?

El primer viaje fue a Reino Unido, el segundo año viajó a Virginia, después a Florida, Los Ángeles y este año viajará a Hawái.

¿Qué tipo de alojamiento escogieron? ¿Familia o Residencia?

Isabel se ha alojado en ambas opciones. En los dos casos disfrutó mucho la experiencia. En la residencia siempre estaba en contacto con el resto de estudiantes internacionales que realizaban el mismo curso y con los monitores de España y del colegio de destino que estaban con ellos 24 horas al día.

¿Qué tal las familias con las que se alojó? ¿Cómo fue el primer contacto con la familia?

Siempre hemos tenido mucha suerte. Isabel se ha adaptado muy bien a la familia y a las compañeras de casa. Al no ser la única estudiante alojada en la familia no tenía tanta vergüenza y se relacionaba mucho. Eran muy agradables y siempre la trataron con mucho cariño.

¿Qué tal las clases?

Realmente, muy bien. Es una manera muy dinámica de impartir las clases en las que ellos se involucran mucho más. Al tratarse de muchas clases al día pero de 40 minutos de duración no se cansan y mantienen la atención durante toda la lección.

Isabel en San Francisco

¿Les resultó fácil contactar con ella mientras se encontraba en destino?

Realmente sí, hace unos años cuando viajó por primera vez, nos llamaba a cobro revertido, pero después durante los últimos años que ha viajado, contactábamos mediante Whatsapp. Tanto con la familia como en la escuela y en los establecimientos públicos tenía fácil acceso a WIFI.


Finalmente, como madre del estudiante, ¿qué beneficios cree que aporta una experiencia de este tipo?

Gracias a que siempre viaja acompañada de un monitor, que el curso incluye los vuelos, las actividades, seguro médico y de viaje y la asistencia de las oficinas las 24 horas hace que estuviera muy tranquila con que a Isabel no le faltaba nada.

Además de mejorar el idioma dada la inmersión en el mismo, Isabel ha tenido la suerte de conocer nuevas culturas y adaptarse a nuevas costumbres.

Este tipo de experiencias les ofrece la oportunidad de desenvolverse por ellos mismos en un entorno nuevo.

Siempre vuelve mucho más espabilada y madura. Para ella es un mes muy divertido y diferente a la vez que para nosotros resulta una gratificante experiencia verla evolucionar tanto como persona como en sus estudios.

 

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Historias de Estudiantes

Charlas EF: Gustav Björling