Nuestros Programas
Filtrar

Intercambios estudiantiles

Un intercambio estudiantil es la manera más rápida de atraer oportunidades internacionales a tu futuro. En EF te ofrecemos programas variados, que van desde un verano en las playas de Malta o Sudáfrica hasta un año entero de intercambio en Estados Unidos o Canadá. Te garantizamos la mejor experiencia pues llevamos 50 años organizando intercambios estudiantiles y hemos ayudado millones de estudiantes a aprender o perfeccionar un idioma. Descubre nuestra gama de programas de intercambios estudiantiles disponibles e inicia la aventura de tu vida.
Programa(s) encontrados

Programas de Intercambios Estudiantiles

Durante los intercambios estudiantiles vivirás como un local más en un país extranjero, aprendiendo el lenguaje mientras te familiarizas con la cultura. Los programas de intercambio pueden ser cortos o largos: desde un par de semanas hasta un año de duración. Siempre mezclando las clases con actividades y tiempo libre. Tus habilidades lingüísticas progresarán con rapidez, gracias a todo lo que aprendas durante los cursos y a lo mucho que pondrás esto en práctica en situaciones reales. Salir de casa y viajar al extranjero puede generar cierta incertidumbre pero si participas en nuestros programas de intercambio estudiantil nos aseguramos de que te sientas seguro y tranquilo durante todo tu viaje. Gracias a nuestra amplia experiencia y al conocimiento adquirido tras décadas de intercambios de idiomas, te garantizamos la mejor experiencia de tu vida.

El idioma y la cultura van de la mano

El objetivo de un intercambio estudiantil va más allá del dominio de una lengua extranjera. Este tipo de experiencias te permiten exponerte al contexto cultural y social del idioma. Cuanto más tiempo pases en el país anfitrión, más profunda se hará tu comprensión de su cultura y mayor será tu progreso lingüístico. Vivir inmerso en otro idioma es un reto, pero te abre los ojos a la realidad del mundo. Independientemente de tu edad o experiencia como viajero, vivir como un nativo te aporta una perspectiva nueva; la vida en cada región, ciudad y hogar tiene un sabor particular. Probablemente, dentro de unos años, le seguirás contando a la gente cómo un programa de intercambio te cambió la vida.