Nuestros programas
Filtrar

Cursos de francés en Niza

Estudiar francés en Niza es la mejor opción para mejorar tu nivel de francés y pasar unas vacaciones inigualables. Con sus cálidas playas mediterráneas y su ambiente relajado, Niza es el destino favorito de los estudiantes que desean disfrutar sus vacaciones mejorando su nivel del idioma. El sur de Francia te ofrece un sinfín de lugares por descubrir si te decides en estudiar francés en Niza.

Elige tu grupo de edad

¿Por qué estudiar francés en Niza?

Si estás pensando en tomar un curso de francés en Niza, estás por tomar una gran decisión. No hay mejor destino para hacer un curso de inmersión lingüística en francés que la mítica Costa Azul. Rodeado de bellísimas playas y excelentes temperaturas a lo largo del año, disfrutarás de la buena vida al estudiar francés en Niza. Explora galerías y museos, toma el sol en la playa, visita las pequeñas boutiques y prueba las delicias francesas en las terrazas de los cafés, todo mientras mejoras tu francés. Recorre el peatonal paseo de los ingleses y haz tus compras mientras escuchas las conversaciones a tu alrededor. Las plazas y edificios de colores a lo largo del Mediterráneo forman un paisaje de ensueño. sus atractivos, entre ellos, la Ópera de Niza, el jardín botánico y el Fuerte de Monte Albán. En los cursos de francés de larga duración incluso podrás aprovechar para viajar a Londres, Barcelona, París o Mónaco y hacer excursiones durante el día por los alrededores de la ciudad. Con un programa de inmersión lingüística en Niza podrás conocer en persona la cultura local francesa mientras estudias la lengua del país. ¿Qué puede ser mejor?

Escuelas de francés en un destino de sol y playa

Las escuelas de francés en Niza están situadas en el corazón de la ciudad, para que vivas exactamente igual que los habitantes de Niza. Podrás disfrutar de un clima templado durante todo el año y estarás a tan solo unos pocos pasos de la playa para relajarte cuando las clases terminen. Durante tu estancia podrás elegir entre alojarte con una familia anfitriona o en una residencia, con otros compañeros que vienen a estudiar francés en Niza. Si eliges la primera posibilidad, tendrás tu propio cuarto en casa de una familia de la zona y la oportunidad de practicar el francés todos los días. Es una forma amena y fácil de mejorar tus habilidades de comunicación y de conocer la vida cotidiana francesa. En cambio, quedándote en una residencia tendrás libertad para ir y venir como quieras y hacer tus propios planes, tanto para las comidas como para el tiempo libre. En ambos casos vivirás una experiencia única en Niza y volverás a casa con muchas ganas de seguir estudiando y practicando tu francés.